Duchas Íntimas

Ayudan a la higiene de la zona anal preparándola para encuentros sexuales. Más información

 

Filtros
11,90 € IVA incluido
Ducha íntima Addicted
A-222074 13 unidades disponibles
Añadir
46,90 € IVA incluido
Kit Sombras de Grey Anal
D-221798 11 unidades disponibles
Añadir
11,20 € IVA incluido
Ducha Anal y Vaginal Addicted
A-222075 9 unidades disponibles
Añadir
19,90 € IVA incluido
Kit Enema Anal
A-222076 8 unidades disponibles
Añadir
18,90 € IVA incluido
Ducha Vaginal y Anal de Silicona
D-229136 8 unidades disponibles
Añadir
13,30 € IVA incluido
OH ducha íntima pequeña
12640A 4 unidades disponibles
Añadir
76,00 € IVA incluido
MH 5 Kit duchas íntimas
A-205430 3 unidades disponibles
Añadir
16,90 € IVA incluido
Ducha íntima Grande 200ml
12642A 3 unidades disponibles
Añadir
48,80 € IVA incluido
MH 4 Ducha íntima 20.5cm
A-205433 2 unidades disponibles
Añadir
15,90 € IVA incluido
Ducha íntima mediana 125 ml
12641A 2 unidades disponibles
Añadir
13,80 € IVA incluido
Enema anal
D-207820 1 artículos en stock
Añadir
27,50 € IVA incluido
MH 2 Ducha íntima
A-205431 1 artículos en stock
Añadir
Resultados 1 - 14 de 14

Higiene en el Sexo anal

El sexo anal es una práctica sexual muy agradable y muy placentera, pero si queremos evitar “sustos” que hagan que nuestro encuentro sexual no sea tan agradable como debiera es recomendable hacer una correcta higiene anal para evitar situaciones que pueden resultar algo desagradables.

Para entender porque a veces se producen “accidentes” en el sexo anal debes entender que: las heces no se almacenan en el recto, salvo cuando van a ser expulsadas, pero al pasar por el pueden quedar restos. Por eso para evitar desagradables sorpresas, a la hora de mantener relaciones anales, es importante que no tengas ganas de ir al baño (sino las heces estarán ya próximas al ano) y que si has ido al baño hace poco tiempo puede haber algún resto en el recto, por lo que es recomendable utilizar una ducha anal para eliminarlos.

 

¿Cómo usar correctamente una ducha íntima anal?

Con las duchas anales introducimos agua en el recto lo que facilitara la expulsión de restos que hayan podido quedar y, poder así, mantener relaciones sexuales anales totalmente limpias. El uso de las duchas anales es muy sencillo:

  • Llena la ducha anal de agua.
  • Introduce la ducha en el ano.
  • Aprieta para vaciar el agua.
  • Espera unos minutos.
  • Siéntate en el W.C y empuja suavemente para descargar el agua.

Apenas te llevará 5 minutos todo el proceso y conseguirás mantener unas relaciones sexuales anales sin sorpresas desagradables.

 

Consejos al utilizar duchas íntimas:

Temperatura del agua: El agua debe estar tibia, si está excesivamente caliente o excesivamente fría puede producir irritación.

  • Agua embotellada: Es recomendable que el agua que utilicemos con la ducha íntima sea agua embotellada, para que tenga menos sustancias químicas.
  • Lubricación: Es recomendable lubricar el cabezal de la ducha y el propio ano o la vagina, antes de introducir la ducha, para facilitar la introducción.