Lubricantes Anales

El uso de un buen lubricante anal es básico para poder disfrutar plenamente de las relaciones sexuales anales. Un lubricante anal esta especialmente desarrollados para el sexo anal, ofrece una lubricación muy intensa y duradera para facilitar al máximo la penetración anal y hacerla más placentera. Además algunos lubricantes anales incluyen relajantes que insensibilizan ligeramente el ano para que las relaciones sexuales anales no sean dolorosas. Podemos encontrar lubricantes anales de base agua o de base silicona, si queremos una lubricación anal más intensa es recomendables usar un lubricante anal de silicona, si preferimos una penetración con un mayor roce es preferible un lubricante anales de base acuosa. 

¿Qué Lubricante Anal elegir?

Cualquier lubricante que podamos usar vaginalmente también será apto para uso anal, pero un lubricante anal siempre ofrecerá un mejor rendimiento en sexo anal, ya que están especialmente creados para ello y ofrecen una lubricación anal más duradera.

Si buscas una sensación de penetración más intensa (con mayor roce) es recomendable que optes por un lubricante anal de base agua, que friccionan más, si por el contrario quieres una penetración más “deslizante” lo ideal sería un lubricante anal de silicona.

Puedes encontrar lubricantes anales con relajante, para facilitar la penetración anal no dolorosa, este tipo de productos son muy interesantes si quieres iniciarte en el sexo anal y todavía tienes algo de miedo a que pueda resultarte doloroso. Más adelante, cuando le pierdas el miedo al sexo anal, podrás utilizar un lubricante sin relajante y disfrutar aún más intensamente del sexo anal.

 

¿Cómo disfrutar del sexo anal?

El ano es muy sensible, llena de terminaciones nerviosas, lo que la convierte en una zona eróticamente muy interesante de estimular, pero hay que realizar esta estimulación correctamente para que la penetración anal sea agradable y placentera. Siguiendo estos 4 sencillos pasos conseguirás un encuentro placentero para ambos.

  • Relajación: es muy importante relajarse, si nos ponemos tensos contraeremos los músculos anales y por lo tanto la penetración va a resultar dolorosa, Si te asusta el dolor hay productos especiales para ayudar a relajar el ano (lubricantes con relajante, insensibiliadores...) en las primeras experiencias anales puedes valerte de alguno de estos productos para ir aprendiendo a relajar el ano. Una vez aprendes a relajar el ano, la penetración anal no es para nada dolorosa.
  • higiene Anal: En el sexo anal hay que tomar ciertas medidas higiénicas, es recomendable, aunque no obligatorio, utilizar enemas o duchas anales.
  • Lubricante anal: La vagina tiene lubricación propia pero el ano no la tiene, por eso es fundamental utilizar lubricante en las relaciones sexuales anales. De esta forma facilitamos la penetración y evitamos producir heridas e irritaciones.
  • Estimulación previa: Estimulando previamente el ano ayudamos a la relajación y a su dilatación. Podemos utilizar algún juguete erótico, especialmente diseñado para estimulación anal, o simplemente utilizar los dedos.

 

 

Filtros
16,60 € IVA incluido Lubricante Anal Híbrido 250 ml A-225243 15 unidades disponibles
Añadir
10,80 € IVA incluido Relajante Anal Concentrado para hombre D-203258 15 unidades disponibles
Añadir
12,40 € IVA incluido Lubricante Base Silicona Concentrado 100ml A62-10100 15 unidades disponibles
Añadir
10,80 € IVA incluido Gel Anal Fisting superdeslizante 100 ml A-215817 15 unidades disponibles
Añadir
21,80 € IVA incluido Gel Anal Fisting superdeslizante 500 ml A-215818 15 unidades disponibles
Añadir
8,90 € IVA incluido Gel Lubricante Base Silicona 100ml A-205296 15 unidades disponibles
Añadir
10,80 € IVA incluido Lubricante Hibrido bodyglide 100ml A-203233 15 unidades disponibles
Añadir
29,90 € IVA incluido BD silicona Lubricante especial anal 250ml A-201655 14 unidades disponibles
Añadir
Información Adicional

Lubricantes Especiales para Sexo Anal

 

Importancia de usar un lubricante anal

La vagina tiene lubricación propia pero el ano no la tiene, por eso es fundamental utilizar lubricante en las relaciones sexuales anales. De esta forma facilitamos la penetración y evitamos producir heridas e irritaciones. 

 

¿Qué Lubricante Anal comprar?

Cualquier lubricante que podamos usar vaginalmente también será apto para uso anal, pero un lubricante anal siempre ofrecerá un mejor rendimiento en sexo anal, ya que están especialmente creados para ello y ofrecen una lubricación anal más duradera.

Si buscas una sensación de penetración más intensa (con mayor roce) es recomendable que optes por un lubricante anal de base agua, que friccionan más, si por el contrario quieres una penetración más “deslizante” lo ideal sería un lubricante anal de silicona.

Puedes encontrar lubricantes anales con relajante, para facilitar la penetración anal no dolorosa, este tipo de productos son muy interesantes si quieres iniciarte en el sexo anal y todavía tienes algo de miedo a que pueda resultarte doloroso. Más adelante, cuando le pierdas el miedo al sexo anal, podrás utilizar un lubricante sin relajante y disfrutar aún más intensamente del sexo anal.

 

Sexo anal para todos

No solo las mujeres o los hombres homosexuales disfrutan del sexo anal, todo el mundo puede hacerlo y el hecho de disfrutar de una parte de su cuerpo no limita ni condiciona su condición sexual. El ano es pura sensibilidad tanto en los hombres como en las mujeres, por lo que es una fuente de sensaciones orgásmicas muy interesantes en ambos sexos.Atrévete a experimentar un mundo nuevo de sensaciones.

 

¿Cómo disfrutar de la penetración anal?

El ano es muy sensible, llena de terminaciones nerviosas, lo que la convierte en una zona eróticamente muy interesante de estimular, pero hay que realizar esta estimulación correctamente para que la penetración anal sea agradable y placentera. Siguiendo estos 4 sencillos pasos conseguirás un encuentro placentero para ambos.

  • Relajación: es muy importante relajarse, si nos ponemos tensos contraeremos los músculos anales y por lo tanto la penetración va a resultar dolorosa, Si te asusta el dolor hay productos especiales para ayudar a relajar el ano (lubricantes con relajante, insensibiliadores...) en las primeras experiencias anales puedes valerte de alguno de estos productos para ir aprendiendo a relajar el ano. Una vez aprendes a relajar el ano, la penetración anal no es para nada dolorosa.
  • higiene Anal: En el sexo anal hay que tomar ciertas medidas higiénicas, es recomendable, aunque no obligatorio, utilizar enemas o duchas anales.
  • Lubricante anal: La vagina tiene lubricación propia pero el ano no la tiene, por eso es fundamental utilizar lubricante en las relaciones sexuales anales. De esta forma facilitamos la penetración y evitamos producir heridas e irritaciones.
  • Estimulación previa: Estimulando previamente el ano ayudamos a la relajación y a su dilatación. Podemos utilizar algún juguete erótico, especialmente diseñado para estimulación anal, o simplemente utilizar los dedos.